Si bien pareciera que la industria de la moda mexicana está dominada por personas blancas y privilegiadas que producen ropa costosa para unos cuantos, en Revista Melodrama sabemos que no es así: #MorrxsVistiendoChidoAMéxico es una columna de entrevistas a mujeres y personas que forman parte de la comunidad  LGBTQIII+ y que, a través de marcas de ropa y accesorios, e incluso proyectos de ropa de segunda mano, en su mayoría independientes, democratizan la moda y el diseño.

Para leer entrevistas anteriores de Morrxs Vistiendo Chido a México da clic aquí, para saber cómo puedes aparecer en esta columna da clic acá y date una vuelta por nuestras redes sociales y nuestra plataforma los días 15 y 30 de cada mes para conocer más morrxs creativas.

Rodeada de arte desde pequeña, Estefanía Solis optó por estudiar diseño de modas en el Centro Internacional de Innovación en Diseño, e impulsada por su padre para emprender y siempre pensar en grande, era natural que creara su propia firma de bolsos, Epifanía, que comenzó como un pasatiempo y, cuyo rotundo éxito, la hizo enfocarse en ella al 100% al poco tiempo de su creación. 

Platicamos con ella sobre su marca, los retos de tener una marca propia en México y los plagios a los que se ha enfrentado.

Epifanía propone diseños que complementen un outfit con colores llamativos, distintas texturas, colores y tamaños pero ¿por qué decidiste que querías dedicarte solamente a los bolsos?

Mi adicción más grande siempre han sido los accesorios; pienso que es el toque final de un outfit que puede transformarlo: puedes vertirte con ropa muy casual y sobria pero llevar un accesorio con personalidad te transforma por completo. 

La idea que siempre tuve para extender mi negocio fue mediante internet y sé que, aunque cada vez crecen más las ventas online, todavía hay muchas personas que no se animan a pedir artículos que incluyan tallas, por eso decidí elegir los bolsos. 

¿En qué te inspiras a la hora de diseñar?

Mis diseños están inspirados en una mezcla de tendencias actuales y mi estilo: nunca saco un bolso que sé que no usaría yo. Siempre he querido hacer bolsos que tengan un toque diferente, ya sea la forma, la textura, el color o la presentación. 

Recientemente lanzaste una nueva capsula de bolsos pintados a mano en colaboración con la artista Renée Lastra, ¿qué nos puedes contar al respecto?

Renée Lastra es de Chihuahua, me contactó por instagram para hacer la colaboración y crear una serie de diseños exclusivos, la verdad es que es una chica muy talentosa, pinta bolsos, cuadros, playeras, fundas… la idea es que las clientas puedan tener un bolso que no sólo sea moda sino también arte, que lleve un proceso más creativo y que al final sea, literal, una pieza única. 

¿Cómo es ser una mujer con su propia marca (independiente, además) en México? 

Bueno, todos mis días son una locura, ¡prácticamente vivo pegada al celular! Yo hago casi todo, desde comprar el material y diseñar, hasta manejar redes sociales, contestarle a los clientes y tomar fotografías de producto.  Pero estoy segura que nunca había aprendido tanto en toda mi vida y estoy satisfecha con lo que he logrado hasta ahora y sé que todavía vienen muchas cosas más.

¿Haz encontrado dificultades para hacerte de un lugar en la industria de la moda?

Sí, ¡claro! últimamente han entrado varias empresas extranjeras a nuestro país que tienen productos a bajo costo y, en varias ocasiones, me he topado con personas que comparan mis costos con los de ellos y ahí es donde me doy cuenta que nos hace falta cambiar nuestra forma de pensar: no pueden compararlos porque la elaboración no es igual. Los diseñadores independientes no explotan a sus empleados, les pagan un precio justo y digno, tienen producciones mucho más pequeñas y el producto es mucho más personalizado y exclusivo.

Ahora que lo mencionas, mucha de la competencia no solo viene de las empresas o marcas extranjeras si no de nuestra propia industria. Jesús de la Garza, ganador de ELLE México Diseña, incluyó en su más reciente colección un bolso muuuy parecido a un diseño clásico de Epifanía, y me llevó a preguntarme sobre cuál es tu opinión sobre esta relación sobre las marcas de alto perfil y las marcas independientes, y como a veces las primeras parecen abusar de su plataforma y miles de seguidores (o en este caso en que una gran revista nacional te respalde) para plagiar libremente a las segundas. 

Desde mi punto de vista, en nuestro país son muy selectivos: constantemente le dan más importancia a diseñadores con contactos o mayor influencia en los medios, que a marcas que realmente muestran diseños innovadores y que han creado una marca desde cero, sin apoyos de los medios o sin una fuerte inversión. No le dan importancia al esfuerzo, ni a la creatividad que requiere una marca, como lograr una fotografía de calidad de tu producto sin todo un equipo detrás. 

Deberíamos valorar más todo el proceso y el trabajo que conlleva todo esto en las marcas independientes y no dejarnos llevar por la fama y los contactos sino por el talento de los diseñadores.

¿Qué consejo le darías a las mujeres que recién comienzan sus marcas o que están pensando en comenzar un proyecto similar? 

Primero que nada decirles que el emprender, sea en la industria que sea, es un proceso que requiere mucho esfuerzo, paciencia y constancia. En el mundo de la moda, sobre todo en nuestro país, es algo muy difícil porque, aunque se esta promoviendo la cultura de consumir lo local, todavía estamos acostumbrados a darle más valor a los productos extranjeros y a desvalorar el trabajo local. El posicionamiento de marca es un proceso muy importante pero con muchos altos y bajos, debes tener nuevas ideas y estrategias para levantarte de una mala temporada, siempre hay que creer en tu proyecto y ponerle pasión para sacarlo adelante.

¿Qué le espera a Epifanía?

Crecer en todos los sentidos: en propuestas de diseño, equipo, distribución y en darnos a conocer con muchas estrategias y proyectos.

COMPRA EPIFANÍA AQUÍ Y SIGUE A LA MARCA EN INSTAGRAM ACÁ.

EN TODAS LAS FOTOGRAFÍAS, ANDY USA EL CLUTCH DORADO DE EPIFANÍA.

FOTOGRAFÍA DE PAULINA NEGRETE.