Si bien pareciera que la industria de la moda mexicana está dominada por personas blancas y privilegiadas que producen ropa costosa para unos cuantos, en Revista Melodrama sabemos que no es así: #MorrxsVistiendoChidoAMéxico es una columna de entrevistas a mujeres y personas que forman parte de la comunidad  LGBTQIII+ y que, a través de marcas de ropa y accesorios, e incluso proyectos de ropa de segunda mano, en su mayoría independientes, democratizan la moda y el diseño.

Para leer entrevistas anteriores de Morrxs Vistiendo Chido a México da clic aquí, para saber cómo puedes aparecer en esta columna da clic acá y date una vuelta por nuestras redes sociales y nuestra plataforma los días 15 y 30 de cada mes para conocer más morrxs creativas.

Originaria de Xalapa y con una formación inicialmente enfocada en la publicidad (estudió Publicidad y Relaciones Públicas en la Universidad Veracruzana), Andrea Garzán terminó acercándose al mundo de la moda y el diseño luego de estudiar corte y confección, y fotografía. Toda su carrera académica e intereses se pueden ver materializados en Viva La Vintage, proyecto fundado por ella hace exactamente un año. Como el nombre lo sugiere, Viva La Vintage es una marca enfocada en ropa vintage y de segunda mano.

Como muchos proyectos de su tipo, Viva La Vintage fomenta el consumo responsable de prendas, presentándose como una alternativa de compra sostenible que ayuda a contrarrestar el impacto del fast fashion en la sociedad y el mundo… o por lo menos en Xalapa.

Con motivo del primer aniversario de Viva La Vintage, platicamos con Andrea sobre todo lo que conlleva un proyecto de este tipo (y porqué justifica sus precios), su participación en Emerge Moda y más.

¿Cómo termina una prenda en el inventario de Viva La Vintage? Hay desde bomber jackets y camisas con estampados à la Versace, hasta un amplio rango de suéteres navideños y playeras souvenir de Disneyland.

Para mí, nuestra curaduría está llena de amor y compromiso, desde el momento en que salimos a buscar tesoros llevamos en mente lo que buscamos; nunca sabes lo que encontrarás, cada curador tiene un gusto y ojo diferente; eso es lo que vuelve a cada marca especial. Cada prenda en Viva la Vintage es cuidadosamente seleccionada, se lava y además se cose de ser necesario, este punto es muy importante porque muchas marcas no visualizan el problema sanitario que la ropa de segunda mano provoca. Después de este proceso las inventariamos y realizamos editoriales con todo el talento de nuestra ciudad, para así llegar a los ojos de las personas que se enamoren y quieran “adoptarlas”.

Ahora que mencionas este «problema sanitario», de hecho, existe la creencia de que la ropa de segunda mano es sucia y en general, que es un verdadero riesgo para la salud…

Los tianguis y los bazares de pulgas por lo general reúnen personas que buscan deshacerse de la ropa que ya no utilizan más, por ello no le ponen el cuidado necesario, y es entendible. En nuestro caso como amantes de la ropa y la moda creo que lo mínimo que podríamos hacer es lavar las prendas que rescatamos, para seguir evitando problemas de salubridad e higiene con nuestra ropa. Todas las personas en mi taller se dan cuenta que la ropa está muy cuidada y limpia, eso les da la confianza de seguir comprando con nosotros, además de tener la tranquilidad de saber que toda el agua que utilizamos para lavar las prendas, la reutilizamos; es parte de nuestros valores de marca.

Ahora que mencionas todo el trabajo que involucra trabajar en Viva La Vintage, me lleva a pensar que proyectos de este tipo (bien ejecutados) llegan a funcionar prácticamente como una marca de ropa, puede llegar a ser un hobbie, pero también un prolífico negocio ¿cómo es ser una mujer joven con un negocio propio en México?

Ser una mujer emprendedora en México para mí es como un sueño que compete libertad y responsabilidad, necesitas visualizar muchas circunstancias, no rendirte y amar lo que haces para dar 24/7 más de tu 100%, siempre hay algo por lo que luchar y por lo que vale la pena todo el esfuerzo, sin duda. Recuerdo muy bien que desde muy pequeña siempre he sido muy independiente, nunca me visualicé en un trabajo de oficina donde tuviera que checar mis horarios, emprender te permite ser dueño de tu tiempo si eres responsable, sobre la marcha aprendes a ser estructurado y organizado, a veces no sabes ni cómo pero el amor por lo que haces te muestra siempre el camino.

Sin embargo, otra de las críticas a esta clase de proyectos es que los precios se inflan demasiado y resultan menos accesibles que, por ejemplo, la ropa de cadenas fast fashion ¿qué opinas?

Siempre he creído, quizá por mis bases en publicidad y relaciones públicas, que la comunicación es la guía de muchas situaciones, en este caso nos corresponde a las marcas comunicar el porqué el valor de la prenda es equivalente a la experiencia que el cliente adquiere al comprar una prenda vintage y de segunda mano: las horas buscando cuidadosamente las prendas, las horas leyendo información acerca de las telas, de su historia, de su creación, las horas creando editoriales y fotografías para las publicaciones, el tiempo invertido en lavar, coser y curar las prendas; un trabajo manual e intelectual que es necesario compartir para que la comunidad se sienta identificada y entienda que al pagar no se lleva una prenda sino que se lleva historia, se lleva nostalgia, se lleva estilo y amor puestos en su ropa, mis clientes no compran sólo prendas, sino que se llevan una parte de nosotros con ellos

A pesar de todo el trabajo que involucra tener una marca de este tipo, recientemente las tiendas y bazares que se dedican a revender ropa se han hecho sumamente populares: cualquiera puede abrir una cuenta en instagram y vender la ropa que ya no le queda o que ya no quiere ¿que hace a Viva La Vintage un proyecto distinto por el que vale la pena apostar?

Creo que cada persona que lidera un proyecto le da su propio toque y dirección a la marca. Siempre hemos sido de la idea que cada prenda que alguien se lleva del taller de Viva es porque se identifica con ella, para mí ese proceso es mágico, cuando alguien llega y su propia personalidad le dice qué elegir, para al final pararse frente al espejo y reflejarse en su totalidad, hace que todo siempre valga la pena. 

Recientemente, y para coincidir con el primer aniversario de la marca, Viva La Vintage se presentó con una cápsula especial en Emerge Moda, una plataforma de difusión de moda en tu natal Xalapa. Esto me llamó muchísimo la atención porque usualmente vemos a esta clase de proyectos como ajenos a la industria de la moda y más cercanos a la simple compra-venta, ¿cómo fue cruzar esta línea? 

Nuestro objetivo es justamente comunicar que la ropa de segunda mano y vintage es una opción para portar hoy en día y que además impacta positivamente en el planeta. Me gusta mostrar moda en lo que hacemos, participar en una plataforma como Emerge Moda fue casi como un sueño, en la penúltima edición fuimos asistentes para conocer la propuesta y este año nos invitaron a exponer. Tuvimos muchísimo apoyo de otras marcas, sin las que nuestra participación no hubiera sido la misma, como El Armario de Urenda, otra marca hermana de venta de segunda mano, que nos apoyó con los sombreros de la colección y ANT.Brand una marca también de nuestra ciudad, enfocada en marroquinería y fabricación de unas botas espectaculares que llegaron a complementar nuestra visión. Creo que es un manera de demostrar que las prendas vintage son tan únicas y que con los cuidados suficientes de styling y curaduría pueden hasta desfilar en pasarelas, darles una segunda vida de esta manera para mí es lo máximo, de pensar que pudieron acabar en la basura y que ahora desfilaron para nosotros con modelos súper talentosos que nos apoyaron siempre, para mí es un logro que cierra el año con bronce de oro.

¿Qué le espera a Viva La Vintage en 2020?

Queremos hacer una pausa para meditar lo que hemos logrado, para así comenzar el 2020 fijando el curso para lograr nuestros objetivos. Queremos llegar a más personas para comunicar el mensaje que el planeta nos está mandando, promover un consumo responsable de la ropa, para hacer más moda sostenible y seguir apoyando el talento local. No puedo esperar para hacer más editoriales y colaboraciones con todo el talento que hemos conocido en los últimos meses.

Además hemos empezado a trabajar en nuestra página web, ¡así que pronto podrán hacer compras directamente en nuestra plataforma en línea!.

Sigue (¡y compra!) Viva La Vintage en instagram aquí y facebook acá.

TODXS LXS MODELOS USAN PIEZAS DE VIVA LA VINTAGE

FOTOGRAFÍA ÁNGEL VÁZQUEZ STYLING ANDREA GARZÁN MAQUILLAJE RUBÉN FRIAMO MODELOS JOSÉ GARCÍA, ERIKA MUÑOZ, VAINILLA REBOLLEDO, JUAN CARLOS TRONCO & MARÍA KARLA USCANGA.