Con el impulso de #MeTooModaMexico, reelanzamos nuestra iniciativa «Calladita no te ves más bonita», una iniciativa que establecimos el año pasado donde invitamos a toda persona involucrada en la industria de la moda a denunciar los abusos que han sufrido dentro de la misma desde acoso sexual, pasando por la  discriminación explotación y fraude. En Melodrama entendemos que la visibilización es un paso importante para buscar justicia y soluciones puesto que ignorar estos temas no hace más que normalizar estas conductas.

Lee más sobre nuestra iniciativa aquí y comparte tu testimonio/denuncia a contacto@melodrama.com.mx o vía DM a la cuenta de #MeTooModaMexico

*

¿Acaso todas las mujeres en algún momento de nuestras vidas soñamos con ser modelos? (seguro también hay hombres pero creo que es algo más fácil de rastrear en la mayoría de la población femenina siempre juzgada por su físico). La mitad de las mujeres que conozco lo pensaron en algún momento de sus vidas. Demonios, yo lo pensé brevemente cuando tenía trece años, un potencial desorden alimenticio y la idea de que ese era el único papel importante que podía tener una mujer en la industria de la moda (mis referencias no eran las mejores como pueden ver). No estamos aquí (por el momento) para encontrar el por qué de esta situación (¿el capitalismo? ¿el efectivo marketing que lanzó las carreras de las supermodelos de los noventas? ¿America’s Next Top Model?), pero sí para hablar de como algunas personas inescrupulosas se aprovechan de la misma para viles propósitos.

Hablemos, entonces, de la agencia de modelos New Icon, una de las más importantes de México (probablemente después de Paragon y Wanted) y, al parecer, la más inclinada a cumplir el sueño de todas aquellas personas que sueñan con ser modelos en este país. Bajo el lema de «no estereotipos», varias oficinas a lo largo y ancho del país (más que cualquier otra agencia), y la realización continua de castings abiertos, New Icon no te pide experiencia o tener el típico cuerpo de modelo (alta, delgada, caucásica) para lanzar tu carrera tanto en trabajos comerciales como en pasarelas y editoriales high fashion

Es tan bello que uno no puede dejar de preguntarse si es verdad.

Si bien hay muchos casos de éxito en la agencia (las modelos mexicanas más famosas de los últimos años y temporadas son representadas por New Icon como Jocelyn Corona, Alejandra Infante, Andrea Flores, Isis Jiménez, Jenn Rojo), el modelo de la agencia para reclutar modelos permite una serie de engaños tales como los que se denunciaron a principios de este mes en un portal potosino cuando las oficinas de la agencia en el estado cerraron repentinamente y su directora fue acusada de orquestar un gran fraude contra las aspirantes a modelos.

Según los testimonios recabados por Código San Luis, el modelo de fraude era el siguiente: 

Se realizaban castings y entrevistas a todas las personas que quisieran ser parte de la agencia. Todas pasaban el proceso de selección (valiéndose de la amplia variedad de perfiles que maneja la agencia) por lo que el siguiente paso consistía en que cada modelo tuviera un portafolio. Todo bien hasta aquí. El asunto es que New Icon cobraba a cada chica entre 4 y 6 mil pesos para realizar la sesión fotográfica del portafolio y la impresión del mismo (si la chica o chico en cuestión tenía experiencia y por lo tanto ya contaba con un portafolio profesional, la agencia lo descartaba diciendo que debía comenzarse desde cero con fotografías producidas por ellos), una cantidad que debía pagarse de inmediato, como una especie de cuota de inscripción, y no era descontado de futuros trabajos como normalmente se realiza en las agencias. Sin embargo, una vez hecho el pago, ni las fotografías ni el portafolio eran entregadas a las modelos. 

La noticia me resultó sumamente alarmante no solo por lo obvio sino porque muchas personas relacionadas directa o indirectamente con Melodrama han sido contactadas por New Icon y me habían contado de algunas irregularidades (por llamarlas así) que, honestamente, creímos que eran casos aislados. Finalmente, las agencias de modelaje son uno de los peores sectores de la industria de la moda, ¿no?. 

Pero, cuando publique la noticia en mi cuenta de instagram y twitter, bueno, llegaron muchísimos testimonios que demostraron que la técnica fraudulenta de las oficinas de New Icon en San Luis Potosí no solo se repiten en otras de sus oficinas alrededor del país (Queretaro, Ciudad de México, Jalisco) desde 2014 aproximadamente, también dieron nuevos detalles sobre el mismo y la manera de trabajar de la firma. 

Testimonio de New Icon San Luis Potosí (RIP).

Por otro lado, si las modelos aceptaban pagar por el portafolio, el resultado era terrible.

Testimonio de New Icon Ciudad de México.

Testimonio de New Icon Jalisco.

Por si fuera poco, a pesar de que muchas de las chicas fueron elegidas personalmente por los agentes asegurandoles lanzar su carrera al estrellato, el trabajo no era seguro. Bueno, claro, supondrán ustedes, es una de las industrias más competitivas del mundo y, finalmente, el cliente es el que elije, no la agencia. Sí, claro.

Una chica con la que hable vía correo electrónico y que fue «casteada» como modelo plus size, me contó que en un inicio argumentó su falta de trabajo al tabú alrededor de las modelos de su talla. 

Su mayor sustento es admitir a todo mundo y cobrarle 4 mil pesos por una sesión de fotos, la cuál es tomada por fotógrafos becarios que no reciben sueldo pero si «hacen book», además de pagar otros 2 mil pesos por la impresión de los compos, que se queda la agencia completo para que después no puedan conseguirles ni un llamado ni un casting «por que no hay chamba para todos los perfiles», cuándo ellos hasta usan eso de gancho para que entres, que «aceptan a todos los perfiles». Dicen que es culpa de la gente por «creer que si pueden modelar» pero nunca cuestionan el criterio de la agencia de admitir a quien sea por que no tienen otra forma de ganar dinero.

Otros testimonios no están completamente de acuerdo con el azar de la situación. 

Testimonio de New Icon Ciudad de México.

Una chica que lleva desde finales de 2017 en New Icon me comentó en una entrevista personal que si bien la misma agencia alenta a sus modelos a ir a castings pero en realidad todo esta arreglado.

«Ellos tienen su grupito de modelos a los que siempre les dan los trabajos, y cuando vas a los castings… hasta los mismos del casting ya eligieron antes de verte… de ese grupito… pero hacen todo el teatro para que digas ‘ah mira, sí me están dando una oportunidad de trabajo’ pero en realidad es puro choro… he gastado muchísimo en pasajes, he perdido un montón de tiempo en estos supuestos castings y nunca me he quedado con ningún trabajo… todo lo que ves en mi instagram son trabajos freelance«

Otra chica que firmó con New Icon Ciudad de México hace aproximadamente un año comentó vía correo electrónico algo similar:

En los castings pude notar cómo había preferencias por muchas agencias y personas, haciendo perder el tiempo que podía invertirse en otros proyectos. En la página (se puede observar en sus redes sociales) son limitadas las personas que destacan y que siempre tienen los mejores trabajos. Mi sorpresa fue cuando al platicar con otra de las modelos durante un photoshoot para las redes sociales de la agencia, me contó todo lo que no busqué previamente; que si necesitabas pagar para quedar en ciertos proyectos, que si solo ciertas mujeres eran las estrellas de la agencia, y muchos rumores de la agencia que giraban alrededor del dueño y su trato a las modelos (no me constan y por eso no puedo mencionarlos). Quizás me faltó talento, quizás me faltó esfuerzo, no lo sé, pero sí sé que gasté dinero y tiempo en composites, castings y gasolina (ya que vivo lejos de la cdmx) que nunca se vieron reflejados, ni serán devueltos de alguna manera.

Curiosamente, en una época donde instagram tiene un gran peso en las carreras de los modelos, ni siquiera tener miles de seguidores asegura algo en New Icon. Un testimonio con más de 5mil seguidores en instagram me comentó que al ser contactado por la agencia aceptó pagar los dos mil pesos que le pedían para su book. «¿Y te contrataron?» pregunté, ¿su respuesta? «pues se supone que sí pero nunca me hablaron para nada».

 

Revista Melodrama contactó a New Icon para conocer su punto de vista al respecto pero hasta la publicación de este artículo no hemos recibido respuesta.