Nota de la editora – La piratería es odiada por todos dentro y fuera de la industria de la moda porque consideran violada su propiedad intelectual, porque técnicamente es ilegal y porque, en realidad, no les gusta nada de lo que provenga de las clases bajas a menos que ellos lo hayan resignificado a través del lujo (Balenciaga bajo la dirección creativa de Demna Gvasalia y recientemente Gucci con su «Guccy» son ejemplos claros). Si bien se ha querido explicar la increíble cantidad de dinero que produce la llamada ropa pirata con el argumento de que las clases bajas anhelan el lujo de las altas y solo lo pueden lograr a través de la piratería (bajo esta línea, las marcas de lujo, la globalización y los ideales occidentales imperantes serían prácticamente las responsables directos de la producción de ropa falsa), en realidad es mucho más simple que eso: la moda rápida no es simbolizada por aquellos que la producen y la consumen, sino que esta ahí para cubrir una necesidad básica de vestido y calzado.

Este mes en Melodrama hemos explorado la relación de la moda con la identidad personal; para muchos, prácticamente van de la mano, pero entonces ¿hay que excluir a aquellos que solo pueden acceder a moda pirata (o, de manera similar, a la moda rápida) porque no pueden costear prendas de mayor calidad (y por consiguiente de mayores precios)? ¿tu identidad y estilo no cuentan si no gastaste cierta cantidad de dinero en tu outfit, de preferencia con muchos ceros? Si nos preguntas a nosotros, la respuesta es un rotundo no. Quisimos explorar esta idea en nuestra nueva editorial, nuevamente a cargo de Daniela Altamira, en el que recreamos y/o nos inspiramos en looks de distintas marcas como Versace, Dior, Raf Simons, Vetements y Gucci usando únicamente ropa de segunda mano y ropa pirata.  

Todas las fotografías fueron tomadas con cámaras desechables.

F O T O G R A F Í A 

Daniela Altamira | @daniealtamira

S T Y L I N G   

Daniela Altamira | @daniealtamira

Nayma Flores | @drunkkatemoss

M O D E L O S 

Valería Jiménez | @sx.turn

Elizabeth Moreno | @soleda.rios