Sin duda alguna, el uso de pieles en la industria de la moda siempre ha sido un tema que genera debate.  Sin embargo, atentar contra la vida de animales que son criados y mutilados para satisfacer lujos de la industria, es algo que se está tratando de frenar.

En los últimos meses, famosas marcas de moda como Gucci y Hugo Boss, se han sumado a la iniciativa, como en un principio lo hizo Giorgio Armani, de no usar piel en sus próximas colecciones. Michael Kors y Jimmy Choo son los casos más recientes. Michael Kors declaró que la marca no volverá a utilizar pieles de ningún animal en sus colecciones a partir de su próxima colección que se presentará en febrero y espera que no quede un solo producto asociado a su marca que incluya piel a partir de diciembre de este año.

Pero, ¿a qué se debe esto? Después de todo el uso de pieles ha sido, por muchos años, una de las mayores fuentes de ingreso en la industria de la moda, puesto que pieles de animales como zorros, hurones, perros, conejos, ardillas, mapaches, leopardos, entre otros, tienen un valor muy alto ya sea porque los animales son criados en granjas peleteras o porque son atrapados en sus hábitats naturales; y cuyo único destino es terminar siendo el forro de algún costoso abrigo o una exclusiva bolsa.

¿En realidad es amor a los animales?

No sabemos si de verdad es la necesidad de sumarse a la causa para salvar vidas o solo es una estrategia para ganar clientes. Lo que sí sabemos es que estos gigantes de la moda han optado por alternativas como materiales sintéticos, fibras vegetales, entre otras que sustituyen el uso de pieles en el ramo textil e incluso colaborar con empresas que cuidan al medio ambiente como PETA y Greenpeace.

La división de PETA en Reino Unido comentó a Business of Fashion que “las pieles falsas de hoy en día son superiores, cálidas y lujosas, por lo que las excusas para usar pieles de verdad se han agotado”, refiriéndose a estos diseñadores que día con día aumentan en la lista de marcas que están a favor de los animales y que incluso apoyan a grupos activistas.

Si algo queda claro, es que muchas empresas de la industria de la moda están empezando a crear conciencia tanto con sus colaboradores, como en los propios consumidores acerca del uso de pieles, puesto que en la actualidad es muy fácil conocer la realidad tan cruel que hay detrás del comercio de todos estos productos. Sin embargo, la realidad es que todavía estamos lejos de una industria comercial en la cual los seres vivos dejen de ser mutilados y asesinados para satisfacer lujos y llenar el bolsillo de muchas más empresas que siguen (y seguirán) generando ganancias a costa de la vida de seres inocentes.

*

Texto por Denisse Lira.

Collage por América Uribe.

Corrección de estilo por Katya Sánchez.