Texto por Ximena Navarro E. | Ilustración por Melina Guerrero

Broken es una miniserie estrenada en 2019, producida por la plataforma de streaming Netflix. La finalidad de dicho documental es mostrar a la audiencia los peligros detrás de productos de uso cotidiano como muebles, plásticos de un solo uso o maquillaje. Si bien las dos industrias anteriores han recibido mayor atención respecto a sus prácticas por parte de diversos medios; el negocio de la cosmética ha sido prácticamente inmune a una investigación periodística rigurosa de sus operaciones.

Desafortunadamente, el episodio “Makeup Mayhem” es un desperdicio. Éste busca revelar el boyante mercado de cosméticos piratas en Estados Unidos. No obstante, es frustrante que una empresa con los recursos de Netflix presente una investigación parcial de un tema tan amplio como ése. Broken tenía el potencial de denunciar tanto. A continuación, algunos ejemplos:

LAS PREGUNTAS PENDIENTES

Aunque a muchas vloggers estadounidenses les pareció sorprendente que exista el mercado de maquillaje pirata, el abordaje del tema por parte del equipo de Broken es insuficiente. Sí, es grave que los cosméticos apócrifos contengan ingredientes insalubres en su formulación, pero, ¿por qué no mencionan que marcas “económicas” como Colourpop (el episodio a veces parece un infomercial de dicha compañía) resultan impagables en países latinoamericanos al realizar la conversión a las monedas locales? ¿Por qué no aluden que, mercados como el satanizado Santee Alley de Los Ángeles son, en ocasiones, los espacios más accesibles para personas de bajos recursos? ¿Por qué no explican algunas de las causas que orillan a familias principalmente chinas a elaborar este tipo de productos?¿Por qué es “aplaudible” que Estée Lauder contrate investigadores privados para perseguir a quienes elaboran piratería?

LA MANO DE OBRA INFANTIL DETRÁS DE TUS PRODUCTOS FAVORITOS DE MAQUILLAJE

Broken pudo haber investigado un problema mucho más delicado, el cual también atañe directamente al negocio de maquillaje: la mano de obra infantil utilizada para la extracción de mica en India.

Es llamativo que Refinery29 -una web acusada de no informar sus asociaciones comerciales con diversas marcas- haya sido una de las pioneras en revelar este asunto. De hecho, la única periodista que aparece a cuadro durante “Makeup Mayhem”, Lexy Lebsack, tiene una serie para el canal de YouTube de Refinery29. Precisamente, a través de esa plataforma es que se publicó el reportaje acerca de la obtención de mica.

Durante “The Dark Secret Behind Your Favourite Makeup Products”, Lebsack explica que dichos minerales tienen diversos usos, aunque uno de los más comunes es como componente de sombras para ojos, iluminadores, polvos para el rostro…Es empleado por marcas de todos los precios. Los mayores yacimientos de mica del mundo se encuentran en India, donde la mano infantil es la encargada de extraerlos.

Si bien resulta ingenuo esperar que los principales conglomerados de cosméticos del mundo transparenten su cadena de producción y dejen de utilizar mica extraída por niños; es necesario que como consumidores conozcamos que la industria del maquillaje explota a seres humanos tal como el negocio de la moda rápida (o cualquier otra empresa que exista bajo el sistema capitalista).

COLOURPOP, ¿UNA EMPRESA SUSTENTABLE?

Cuando en el transcurso de “Makeup Mayhem”, se realza la capacidad que tiene Colourpop de lanzar productos cada semana, se deja de lado el impacto ambiental que produce esa acción. Sí, Colourpop tiene su propia fábrica lo cual economiza el proceso de elaboración y evita contaminación de traslado de productos, etcétera, pero, ¿qué hay de la contaminación que producen los envíos frecuentes de mercancía a las casas de su clientela? ¿No hay un impacto negativo de la cantidad de basura que genera la envoltura de una paquetería? La constante producción de cosméticos emula una de las características más letales de la moda rápida.

Ni qué decir del limitado campo de estudio elegido por Netflix: si el equipo de Broken viajara por alguna línea de metro de la Ciudad de México, obtendrían todo un neceser lleno de copias muy bien hechas de marcas como MAC, Urban Decay o Too Faced. ¿Estée Lauder también enviará detectives privados a los tianguis mexicanos?

Parece que, según Netflix, ésa y cada una de las interrogantes expuestas aquí, tendrán que ser investigadas y respondidas por la audiencia. Si tan sólo tuviéramos la enorme plataforma que goza la compañía estadounidense…

*

Ximena Navarro estudió Ciencias de las Comunicación en la UNAM; durante su estancia en la facultad buscó realizar reportajes y trabajos de investigación con perspectiva de género. Actualmente redacta su tesis de licenciatura acerca de la cultura del maquillaje e instagram. Gasta más de lo que debería en Sephora y en conciertos.